Hermanos Juramentados de la Espada Negra
La Llamada de Cthulhu, 20 años después
25-7-2019 22:12
Por Crom
El otro día, preparando mudanzas y mudanzos varios a paises lejanos que están por venir, me encontré con un montonazo de fichas de personaje amarillentas, reseca, ciclopeas e incognoscibles aunque posiblemente no-euclidianas (a Verion le hace gracia el concepto, me quiere sonar) de las primeras partidas que jugué a La Llamada de Cthulhu. Recuerdo que debió ser sobre 1999-2000 cuando un colega de clase, Fede, trajo un juego de rol rarísimo llamado La Llamada de Cthulhu. Una mandanga sobre luchar contra bichos marinos y volverse loco.


La verdá, el juego no gustó. La puta Casa Corbitt a manos de un master killer como era aquel chaval fue un poco suplicio. Casi daba más miedo el puto patio de nuestro colegio los sabados a la tarde, que era donde jugábamos. Rincón que, por cierto, va a desaparecer inmediatamente si no lo ha hecho ya ante el avance del capitalismo. Una pena, es el único rincón de ese puto antro de Marianistas del que tengo buenos recuerdos.

El caso es que si me gustó el relato homónimo, era la edición de La Factoría, y lo releí como 80 putas veces durante las semanas que el manual obró en mi haber (intercambiado por un Aquelarre, a nuestros yo`s de 10 años les iba lo duro)....porque aunque en la librería que había en el barrio de al lado era posible comprar manuales de rol (Superheroes INC, D&D, MERP, etc) era imposible encontrar putos compendios lovecraftianos. Si quería esos libros me tocaba ir las afueras, a un barrio que por aquel entonces estaba lleno de navajeros, picavenas, puticlubs sórdidos y skinetos. Ahora está mejor, pero tienen al PP instalado en un portal de la zona. De modo que ni de coña mi yo de diez años iba a caminar 4 kilómetros para ir a la tienda freak del lugar.

Tampoco tenía dinero así que...durante año y pico conocí a Lovecraft mediante el manual: el relato, los destripes y los fragmentos de los relatos. Fue chungo, si. Al final dar la caca al librero funcionó y empezaron a traerme relatos lovecraftianos llenos de basuras derlethianas.

Fede finalmente pasó de Lovecraft y se pasó al MERP (época Emule, con docenas de libretos impresos en la bibliotecas), luego a escuchar en bucle Eskorbuto y a fumar. Yo persistí y con el tiempo incluso acabé con mi propio manual...que me fue sustraído. No sé de que partida son estas fichas, posiblemente de alguna partida de una tarde que fue a la nada, pero al menos me han dado de que pensar.

El caso es que...que puta época más rara, gente. Que raro se me hace pensar en como era de complicado según que comparado con la inmediatez de estos tiempos extraños de apocalpsis climático, Trumpismo y Cthulhu hasta los cereales.