Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Grupos pequeños en Espada Negra
21-4-2015 12:57
Por Verion
El juego de rol de Espada Negra plantea ciertas cuestiones con respecto a como organizar los grupos de personaje. Recuerdo haber escrito sobre como dinamizar grupos grandes, sobre grupos no armónicos, metajuego y grupos, y ayer sobre personajes injugables, lo que llevó a plantear la cuestión de si un grupo pequeño (uno o dos jugadores) es adecuado para jugar al rol en Espada Negra.

El tema ya lo he tratado indirectamente en al menos dos artículos en el pasado cuya lectura recomiendo a los interesados en el tema. Está el caso del que trata la especialización excesiva y el que habla de las partidas de interludio, un punto de vista sobre partidas de pocos jugadores en una campaña amplia.

El número de jugadores en una partida de Espada Negra es un parámetro muy importante que puede facilitar mucho la resolución de conflictos. No solo es que cada jugador vaya a supone masa para realizar acciones (de combate o fuera de él) sino que además habrá más ámbitos de especialidad en los que el grupo destacará. No obstante esto no siempre es verdad, pues en ciertas situaciones llevar un grupo grande no es muy útil, porque acaba con las posibilidades de investigación discreta.


Un gran grupo no siempre es la respuesta.

Hay circunstancias en las que es obligatorio o incluso deseable utilizar un grupo pequeño, digamos de uno o dos personajes, y es donde puede surgir la pregunta. ¿Es esta situación factible dentro del juego de rol de Espada Negra? Pues la respuesta corta es que sí, pero que no es cierto para todos los personajes.

Ayer traíamos el ejemplo de Anaximandros, un personaje muy desequilibrado en el que algunas cualidades destacaban mucho, pero que fallaba mucho en cuestiones de voluntad y liderazgo. ¿Es posible jugar una partida o campaña con este personaje en solitario? Técnicamente es posible, pero en cuanto tenga que afrontar alguna situación en la que estas variables entren en juego, tendrá problemas.

Esto en general nos va a pasar con todos los personajes especialistas. Por poner otro ejemplo, el clásico combatiente excelso puede tener ciertos problemas ante algunas exposiciones sobrenaturales que si bien son poco frecuentes sí son muy peligrosas.


¿Significa esto que estos personajes especialistas son injugables en campañas individuales? No, significa que si quieren tener éxito van a tener que hacer un esfuerzo increíble para que los conflictos se desplacen a aquello que se les da bien. Y hay momentos que no hay lugar a obrar de esta forma.

En este sentido los personajes más equilibrados suelen tener más posibilidades para afrontar aventuras individuales. Un personaje de estas características debe contar con ciertas capacidades de combate, ningún atributo a nivel bajo (todos por encima de uno), y probablemente inteligencia, agilidad y resistencia tres para poder superar una buena cantidad de chequeos de habilidad. Si nos encontramos con problemas en este sentido puede ser útil la ventaja “descompensación en atributo”.



Ni que decir que un grupo formado enteramente por personajes de este tipo (equilibrados) será algo débil por la falta de especialistas, pero que siempre se saca buen partido de un personaje así que puede hacer de comodín o refuerzo en las tareas en las que sin ser especialista está debidamente capacitado.

Aún así yo creo que cada cual tiene que hacerse el personaje que le apetezca hacerse, a despecho de lo que se vaya a jugar, y disfrutar del destino que esté por llegar. Es una de las cosas que a mí más me gustan de todo esto.

Por cierto, una de mis partidas favoritas de Espada Negra, el arte de la muerte, se juega mejor con un grupo de uno o dos jugadores.


Entradas similares: