Hermanos Juramentados de la Espada Negra
He tenido un sueño
17-9-2014 00:04
Por Verion
Los que hayan acudido a leer este artículo intuyendo que el contenido va a tratar sobre un discurso más o menos apasionado sobre principios y futuro puede ir cerrando la pestaña. Hoy tuve un sueño, literalmente. Lo más curioso es que estaba relacionado con Espada Negra.

Es raro que yo tenga sueños, al menos en esta última época de mi vida en la que acometo una tarea desagradable tras otra, de una forma tan presente para mi psicología que cualquier amago de placer o alegría parece más algo propio del recuerdo de otro tiempo. No siento nostalgia, aún así.

Estos días para mí han sido particularmente complejos, y con complejos quiero decir malos. Una de las más fuertes celdas para el espíritu creativo es la sucesión de tareas alienantes y vanas como las que sabía que debía afrontar. Y con el ánimo algo constreñido me acosté de madrugada, consciente de que habría de despertar en menos de seis horas.

Mis sueños suelen ser coherentes. Conozco personas cuyos sueños son una sucesión de hechos extraños sin demasiada lógica que en su momento resultan creíbles porque... bueno, porque el sueño tiene ese misterioso hechizo sobre la conciencia. No sé si de alguna forma debería envidiarlos, porque los míos por lo general tienen una trama que es bastante aceptable. No sé cómo es eso de sentir, al despertar, que un sueño es raro.

El caso es que en mi sueño estaba dentro del universo de Espada Negra. Eso ya de por sí me parecerió notable después, pero es que además el desarrollo de la trama se desarrollaba en múltiples escenas de personajes separados que iban convergiendo hacia una trama común. Sé que se produjeron tres hilos narrativos con dos escenas cada uno.

Al comienzo de la tercera escena del primer personaje (el mío) desperté de forma irremisible. Llevaba cosa de dos horas y media dormido, y me quedaban otras tantas. Supe que ese sueño debía ser recordado, así que tomé nota de él, pues dispongo de una libreta y lápiz en el cabecero de mi cama, no para sueños, sino para ideas de antes de dormir. En realidad luego no he consultado la nota, no he olvidado ninguno de los hechos.

Normalmente me es un fastidio despertar a mitad del descanso. Suelo tener la sensación de que no voy a dormirme más, y pierdo un buen rato hasta que el sueño me sobreviene, pero en este caso no sentí ninguna presión. La agradable sensación me dejó muy buen cuerpo, y seguramente una sonrisa. Haber sentido mi presencia dentro del mundo de Espada Negra fue tan grato que no me habría importado no dormir en absoluto durante todo el resto de la noche.

Creo que mi ser me está pidiendo que vuelva al papel y la pluma. O al teclado y la pantalla, pero en cualquier caso a la narrativa más pura: la novela. No sé cuándo podré hacerlo, pero me ha encantado sentir que la presión y opresión que padezco no han acabado con mis inquietudes.

La trama no la desvelaré. Creo que ese mensaje en mis sueños tiene un significado que primero compartiré con los miembros de la hermandad.



Entradas similares: