Hermanos Juramentados de la Espada Negra
La hermandad estuvo en "Encuentros rúnicos" 2014
20-4-2014 20:06
Por Verion
En esta ocasión varios miembros de la hermandad nos dirigimos a Errentería, hogar de estas jornadas en las que la temática vikinga se dejaba ver tras cada disfraz y elemento de atrezzo. ¿Y qué decir? Una vez más fuimos tratados estupendamente, y organizamos un montón de partidas del juego de mesa y dos del juego de rol. En esta ocasión la ausencia de elementos negativos configuró una experiencia plena solo enturbiada en nuestro caso por un viaje con algún susto. Voy con los detalles.

Llegamos media hora tarde después de perdernos un poco por un parque natural. No había nadie apuntado a la partida del juego de rol de Espada Negra y tardamos un poco en organizarnos, pero en menos de media hora teníamos montadas partidas del juego de mesa con media docena de personas, y dos se interesaron por el juego de rol. Pude dirigir "El arte de la muerte", aventura (creo) rechazada por la revista crítica, pero con un gran potencial (creo) para grupos pequeños. El resultado fue satisfactorio: fallecieron ambos personajes. Después recibí información sobre la asociación "Runesword", con la cual intentaremos colaborar en el futuro. Recibimos información también sobre un proyecto de ambientación propia que se puede descargar desde el enlace.

Un detalle que me ayudó a organizar las partidas fue contar con enchufes. No llevo todas las posibilidades impresas, y tampoco cuento con la última edición del reglamento. Me vino muy bien disponer de electricidad suficiente. También les vino bien a los organizadores de "El gran torneo de Aventum", a los que pude echar una mano con lo que tenía a... bueno, a mano.

Mientras tanto se habían producido múltiples partidas al juego de mesa con el mismo resultado que hasta ahora. Parece que hemos creado un juego que gusta mucho.

Tras cenar, dormir y realizar otras actividades usuales propias de los humanos (por ejemplo jugar a otros juegos y frikitar la noche) afrontamos el que sería el segundo y último día en el que tendríamos presencia en las jornadas.

De nuevo yo dirigí una partida al juego de rol. En este caso tenía cinco jugadores apuntados con una suficiente proporción de individuos tolerantes al dungeoneo, así que dirigí "Noche de paz", la aventura que se encuentra en descarga directa. El resultado fue bastante peculiar y rozó la posibilidad de muerte de todos los personajes. Finalmente solo uno de ellos resultó malherido. Me complació percibir aprobación por parte de este tipo de jugadores, si bien alguno señaló que habría preferido más rol y menos hostias. ¡Pero así era esa aventura!

Mientras tanto se habían producido muchas partidas del juego de mesa. Yo siempre me quedo con ganas de probar cosas nuevas en este sentido (los que conocen el juego saben a lo que me refiero). Otros miembros de la hermandad como Sigeiror y Aileen se las saben ya todas. Yo jugué unas poquillas partidas antes de partir a nuestra residencia habitual.

Por supuesto, las jornadas tuvieron un montón de partidas a juegos de mesa y de rol (en mesa y en vivo). Hubo ocio nocturno, disfraces, tiendas y un montón de actividades a las que no me pude apuntar, y otras de las que no sé nada porque solo asistí dos días. Señalo especialmente dos de maese Crom: una partida de Satarichi (bueno, a esta no me habría querido apuntar), y otra de "Zomoz Orkoz", una especial aventura de "La Marca del Este" en la que los jugadores son... bueno, creo que está claro lo que son.

Envio un saludo especial a Ibán e Iñaki, cuya positiva voluntad y compañerismo nos salvó ambos días. ¡Que los dioses les den miel!


Entradas similares: