Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Comentarios sobre el juego de rol
20-1-2013 12:57
Por Verion
Las andanzas de la hermandad nos llevan, quizá al fin, a cambiar mucho la tónica general no solo de nuestra página, sino también de los escritos que con cierta costumbre he ido incluyendo en esta sección. Hasta ahora me había limitado a realizar algunas exposiciones sobre la naturaleza de los defectos así como a hacer comentarios ocasionales sobre el trabajo que he desempeñado recopilando artículos en nuestra enciclopedia. Nuestro trabajo y los acontecimientos nos llevan a un paradigma distinto, que incluye la exposición de nuestros juegos, incluyendo evidentemente nuestro más que probado juego de rol.

A lo largo de los próximos meses incluiré en esta sección, con toda la frecuencia que me sea posible comentarios personales sobre diferentes secciones del juego de rol de Espada Negra. Estoy en una posición privilegiada para ello pues he formado parte del equipo de diseño desde que naciera la primera versión hace ya cuatro años, una muy diferente a la que en poco tiempo sacaremos a la luz, pero que sin duda ya tenía en su ser muchas de las cualidades que nos gusta ver en un sistema de juego, y aún más, una adecuada representación del ambiente que queremos reflejar.

Lo que describiré a corto y medio plazo son los andamios que han permitido la existencia del juego de rol de Espada Negra. Las razones y motivos que llevan a tomar decisiones que afectan muy concretamente a diferentes aspectos del juego. Lo que “está ahí” pero en ocasiones apenas se ve. Las causas de que algo sea de una forma y no de otra.

Asumo esta época con cierta ilusión. Siempre ha habido muchos aspectos de esta faceta que he querido escribir y explicar. Y aunque querría hacerlo de una forma clara y distinta, estableciendo los preceptos y argumentando las conclusiones estableciendo un criterio fuerte concienzudo, no me asusta la posibilidad de fracasar e incluir mucho de mi gusto, de mi óptica. En ese sentido será un orgullo, un honor y una alegría recibir diferentes visiones en forma de comentarios, correos o cualquier otra comunicación.

Me despido por ahora. No por mucho tiempo: en los descansos que me permita las inminentes tareas que me encargue la hermandad escribiré los primeros artículos.

Hasta entonces, un saludo.

Alabada sea la Espada Negra.