Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Arte de XIII Runas II: en las profundidades
4-4-2018 10:07
Por Verion
Aunque ayer presentamos la nueva publicación XIII Runas II, yo aún tengo mucho que ver con este número, y en este caso voy a centrarme en el arte. Ya hablamos mucho ayer de la portada en el vídeo de presentación, así que dejaré esa para el final y traeré otra que sin duda llamó mucho mi atención.


En esta ilustración se pueden ver muchos elementos que son comunes dentro del mundo de Espada Negra. Diría que el protagonista es la deformación de la carne que frecuentemente aparece asociado a los defectos del caos, pero sin duda introduce un elemento nuevo y es que el observador se sumerge en el punto de vista de la víctima de estos cambios.

En el centro de la imagen podemos ver a una figura de carne que viste una túnica oscura asociada normalmente a los correctores. Esto sin duda enlaza directamente con el tema central de la revista, y nos permite entender que el sujeto quizá no está padeciendo estas enfermedades de la carne, sino que está sufriendo una afección mental de la que el corrector es una causa directa.

Un elemento que nos lleva directamente a eso es la sensación borrosa. Esta nos lleva a pensar que gran parte de los elementos son completamente subjetivos y que de hecho el caos no está ahí, sino en la mente del sujeto. Claro que por otra parte podemos entender que en realidad los hechos sí que están ocurriendo y que el sujeto está adquiriendo una locura fruto de ello.

Me resulta especialmente curiosa una interpretación que yo comparto: los correctores entienden que la locura está causada por un ser ajeno que cohabita en la persona que la sufre, e intentan expulsarlo con los métodos más horribles que sin duda causan otras afecciones. En este sentido, ¿no es acaso el que aplica esos métodos un ser ajeno que es en sí mismo la causa de otros males?

En definitiva y sin enrollarme mucho, esta ilustración incluye una buena cantidad de elementos del mundo de Espada Negra que encajan paradigmáticamente en este número de XIII Runas, así que no puedo sino mostrar mi admiración por su autor, Eduardo Rodríguez.


Entradas similares: